domingo, 13 de marzo de 2011

Ciclismo familiar.

Tras algunas intentonas de comprarle una bicicleta a mi mujer, al fin la convencí y hace dos semanas compramos una de paseo en El Corte Inglés.

La bici no es muy cara, pues aun tengo la impresión de que no la va a usar mucho, pero es lo suficientemente buena como para dar un paseo por Oropesa.

Entre unas cosa y otras, hasta hoy no había tenido ocasión de estrenarla, así que aprovechando el buen tiempo, nos hemos ido a dar una vuelta.

Desde El Balco de Oropesa, por la playa de la Concha, hasta Marina D'or, un bocadillito para hacer tiempo y reponer fuerzas y regreso a la Villa.

Ya se que os parecerá una vuelta demasiado corta, pero hay que tener en cuenta que mi mujer hace algo así como treinta años que no montaba en bici, pero esto es de esas cosas que dicen que nunca se olvidan.

El caso es que al final las sensaciones han sido buenas y nos hemos quedado con ganas de más, pues yo temía que me dijera que no le gustaba y que podía venderla o regalarla.

Espero que poco a poco pueda coger un poco de forma para, este verano, poder ir a almorzar al Vora Mar de Benicasim, por la vía verde, o al de Artemio en Torre la Sal, el caso es disfrutar del ciclismo familiar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogs