domingo, 23 de abril de 2017

Reflexiones tras el atropello de Scarponi.

Hoy el mundo del ciclismo está de luto.

La muerte de uno de los grandes atropellado por una furgoneta, nos deja consternados a todos los que salimos a practicar este deporte con asiduidad, pero el hecho de que sea Scarponi no es más grave que la muerte de cualquier 'globero' que, con la misma ilusión sale en domingo a dar sus pedaladas.

Una vez más, y ya van siendo demasiadas, la noticia va a enfrentar a ciclistas y a conductores. Los primeros pidiendo precaución a los otros, y los segundos reclamando las carreteras para ellos solos.
Creo que en estos momentos, más que posicionarnos en favor de unos o de otros, deberíamos hacer una reflexión conjunta, que nos permita convivir en los espacios que nos son propios respetándonos todos.

Yo no voy a decir que los ciclistas lo hagamos siempre bien, ni mucho menos. ¡Hacemos bastantes infracciones!, también es cierto que somos mucho más conscientes de que nos va la vida en ello y, normalmente, no las hacemos cuando hay vehículos cerca.

También es cierto que cada día los conductores de coches están más concienciados de que deben convivir con nosotros y tienen más precaución cuando ven un ciclista o grupo de ellos.

En cualquier caso nunca esta de más seguir esforzándonos por lograr el objetivo de 0 muertes de ciclistas bajo las ruedas de un coche.

Para ello yo propondría:

Más campañas divulgativas del código de circulación, en lo que a este tema se refiere, y por supuesto, el respeto de las normas.

Mejores carreteras, y cuando digo 'mejores', no solo me refiero a que este bien asfaltadas y sin roturas que puedan hacernos pellizcar los neumáticos, también me refiero a que los arcenes, cuando los haya, que estén limpios, ya que por miedo a pinchar, muchas veces nos vemos obligados a circular cerca de la línea blanca, obligando a los vehículos a separarse más de los que deberían.

Y por supuesto pediría, tanto a unos como a otros más amabilidad y cordialidad cuando nos cruzamos. Es habitual que ante una situación incómoda, los ciclistas les hagamos una 'peineta' e insultemos a los conductores, y también el caso contrario, incluso que, en manifestación de la rabia, el conductor de vehículo fuerce la situación pasándonos muy cerca para asustarnos. Creo que sería mucho mejor, y desde hace un tiempo así lo estoy llevando a cabo, que nos felicitáramos cuando resolvemos adecuadamente estas situaciones incómodas. Por mi parte suelo levantar el pulgar como el signo de 'Me gusta' del Facebook cuando un conductor respeta la entrada del grupo en una rotonda si el primer ciclista entra antes que él, o cuando aminoran la velocidad en un estrechamiento de la calzada, o cualquier otra circunstancia que pudiera causar un conflicto entre coche y ciclista, y normalmente obtengo una respuesta amigable por parte del conductor.

En fin, no quería extenderme tanto, por como ya está escrito, lo publico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogs